El envejecimiento facial es un proceso multifactorial, inevitable, atribuido al paso del tiempo; esta determinado por factores internos como la genética y factores externos como la radiación solar, la contaminación, entre otros.

La piel, como órgano, sufre múltiples cambios a nivel estructural y funcional a lo largo de la vida. De los signos visibles del envejecimiento, las arrugas son el primero perceptible y empiezan aparecer alrededor de los 25 años, a partir de este momento se hacen más evidentes los cambios en la coloración de la piel (discromías), la resequedad y la pérdida de volumen y densidad que se caracteriza por  perdida del ovalo o contornos faciales.

En la clínica Dermatológica ofrecemos a nuestros pacientes un rejuvenecimiento facial integral, este se compone de un conjunto de elementos y técnicas empleadas para rejuvenecer a nivel de las diferentes capas de la piel, estas son ajustadas de acuerdo a las necesidades de cada individuo, de ahí la importancia de la valoración con el médico dermatólogo ya que él hace un diagnóstico de la piel indicando cuál es el procedimiento que más se ajusta.

Como parte fundamental del tratamiento antienvejecimiento recomendamos una adecuada rutina de piel en casa. Esta incluye el uso de protector solar diario, sueros o cremas antioxidantes y productos con efecto antienvejecimiento como los retinoides o alfa hidroxiácidos, entre otros. Dentro de los tratamientos existen alternativas no quirúrgicas, mínimamente invasivas como los inyectables (toxina botulínica, ácido hialurónico y los inductores de colágeno) y con equipos la radiofrecuencia, microagujas, láser y luz pulsada (IPL). Lo ideal es realizar tratamientos combinados para obtener mejores resultados.

Inyectables: Toxina Botulínica: se utiliza con el fin de relajar los músculos y evitar la contracción muscular. Tiene una duración aproximada de 3-4 meses.

-Ácido hialurónico: tiene la propiedad de atraer agua, se utiliza para reposicionar y reponer volumen. Tiene una duración de 6 meses a un año.

-Inductores de colágeno como Radiesse: rellenos de última generación que redensifican la dermis, induciendo la producción de colágeno natural.  Duración de 1 año.

Equipos:

-Fuentes de luz: Láser y la luz pulsada. Regeneran y recuperan el tejido por medio de un efecto fotobioestimulador. Inducen la producción de colágeno y mejoran pigmentación de la piel.

-Radiofrecuencia: Tiene la capacidad de regenera fibras de colágeno y elastina de la piel.

Tratamientos de rejuvenecimiento facial