¿Qué es la niacinamida y cómo ayuda a combatir las manchas en la piel?

La niacinamida es una forma de vitamina B3 que constituye un nutriente esencial para diferentes funciones del organismo, como las funciones cerebrales, la digestión o el sistema nervioso. Asimismo, se aplica en la prevención y tratamiento de diversas alteraciones cutáneas (dermatitis atópica, acné o hiperpigmentaciones, entre otras). Se encuentra en raíces de plantas, levaduras y una gran cantidad de alimentos como la leche, los huevos o la carne, entre otros.

“La niacinamida fortalece los procesos de reparación de la piel y reduce el daño celular causado por los rayos UVB.”

Beneficios de la niacinamida

Aunque no es tan conocida como el retinol o la vitamina C, la niacinamida es una gran aliada para la salud cutánea. Es soluble en agua y alcohol y tiene un bajo peso molecular, actuando en las capas más profundas de la piel. Además, presenta una buena tolerabilidad. Por lo tanto, todo tipo de pieles pueden beneficiarse de sus efectos, desde aliviar la inflamación hasta controlar la producción de sebo.

Entre los beneficios de la niacinamida destacan:

Poder antioxidante: Es muy eficaz en la lucha contra el estrés oxidativo. Su acción previene los signos de envejecimiento prematuro ya que regenera el colágeno y la elastina, haciendo que mejore el aspecto de las arrugas y las líneas de expresión.

Acción despigmentante: Contribuye a unificar el tono de la piel debido a su capacidad para disminuir la transferencia de los melanosomas, responsables de la síntesis de la melanina, evitando que se acumulen en los queratinocitos (células de la epidermis). De esta forma, previene la aparición de manchas de la piel y actúa sobre los primeros signos de envejecimiento.

“La niacinamida se aplica en la prevención y tratamiento de diversas alteraciones cutáneas como las manchas o el acné”

Regeneración de la barrera cutánea

La niacinamida consigue mejorar y compactar la capa externa cutánea que es la primera línea de defensa de la piel. Su acción estimula la producción de nuevas ceramidas, lípidos que se encuentran en la piel y que son esenciales para garantizar la función de barrera cutánea y mantener su hidratación. Así podrá defenderse más eficazmente ante la contaminación y evitar que sus partículas penetren en las capas profundas de la piel y desencadenen procesos inflamatorios.

Protección contra el fotoenvejecimiento

La niacinamida fortalece los procesos de reparación de la piel y reduce el daño celular causado por los rayos UVB en la epidermis y en particular en los queratinocitos (células encargadas de formar la barrera cutánea). Asimismo, minimiza el daño producido por la generación de radicales libres o moléculas inestables debido a la acción solar y la polución. Además, su acción refuerza la energía que necesitan las enzimas encargadas de la reparación de las células del ADN que han sido dañadas.

HELIOCARE 360° Pigment Solution Fluid SPF 50+

proporciona una protección solar muy alta de amplio espectro. Protege frente a las cuatro radiaciones UVB-UVA-HEVIS-IRA, incluso frente a la luz azul emitida por las pantallas de los dispositivos digitales. Este producto actúa en varios niveles y consigue que la actividad despigmentante sea más eficaz gracias a la combinación de dos ingredientes: la niacinamida y el ácido elágico.

La niacinamida inhibe la transferencia de melanosomas en un 35-68%, reduce la hiperpigmentación y aporta luminosidad a la piel tras cuatro semanas de uso. Por su parte, el extracto de ácido elágico ha demostrado inhibir la proliferación de melanocitos y la enzima tirosinasa, encargada de la síntesis de melanina.

La fórmula de HELIOCARE 360° Pigment Solution Fluid SPF 50+ con filtros específicos y Fernblock® neutraliza y repara el daño solar. Sus sistemas antipolución y despigmentante contribuyen a prevenir y corregir la hiperpigmentación y las manchas solares, ayudando unificar el tono. Este producto tiene una textura ultraligera, ideal para todo tipo de pieles y deja un acabado suave y sedoso.

Compartir:
Más artículos