Manchas corporales

Las hiperpigmentaciones o manchas que aparecen en la piel son causadas por el acúmulo de células de la epidermis (capa superficial de la piel) y al aumento en la producción de pigmento por células que dan el color a nuestra piel (melanocitos). Podemos tener manchas en cualquier parte de nuestra piel, pero el día de hoy nos concentramos en las manchas que aparecen de forma más frecuente en el cuerpo, dejando de lado las manchas faciales.

Cuando aparecen manchas en la piel en zonas como axilas, ingle, genitales, glúteos, entrepierna, debajo de los senos, debemos estar atentos primero, a averiguar cuál es la posible causa de estas, por lo tanto, el papel del dermatólogo es fundamental para el estudio de estos cambios anormales en la piel, ya que, según su origen, el tratamiento se basará en la corrección del factor que está generando la mancha apoyado por el uso de despigmentantes. Las causas más comunes de estas manchas son: las hiperpigmentaciones post-inflamatorias (alergias a desodorantes o quemaduras), la obesidad, la fricción o el roce, enfermedades de origen hormonal, asociadas al uso de algunos medicamentos y finalmente el daño solar.

Luego de establecer su causa necesitamos el uso de productos que contengan compuestos que regulen estos dos cambios en la piel que ya habíamos mencionado: el acumulo de células y el depósito anormal de pigmento, existiendo en el mercado muchos productos, algunos buenos, otros no tanto, pero a la final se enfocan en corregir estos cambios anormales para desaparecer o atenuar estas manchas. Algunos de los elementos químicos que contienen estos productos son la hidroquinona, quizás el mejor despigmentante conocido hasta el momento, pero que requiere estricta vigilancia por el dermatólogo para su uso, con el fin de evitar complicaciones no deseadas, igualmente hay otros componentes conocidos en dermatología como alfa-hidroxi-ácidos, los cuales ayudan a regular la pigmentación, pero también ayudan a remover el exceso de células en estas zonas, dentro de los más conocidos están el ácido glicólico, aunque también se ha usado el láctico, mandélico, cítrico, entre otros.
El pilar fundamental en el tratamiento con despigmentantes es lograr obtener su beneficio sin provocar irritación en las zonas tratadas, ya que esto puede empeorar el color de la mancha, por lo que algunos productos como el Body Tone White además de tener un efecto anti-manchas, contienen elementos calmantes y lubricantes. Para zonas más sensibles o pieles intolerantes el uso de Body Tone Reveal favorece la despigmentación con menor riesgo de irritación. Pero entonces ustedes se preguntarán ¿Cuál es mejor? y ¿Cuál elegir? Y mi respuesta a esto siempre será, el mejor tratamiento será el que mejor se adapte a tu necesidad y tu tipo de piel, situación que solo puedes determinar de la mano de tu dermatólogo de confianza.
Compartir:
Más artículos