A los veinte, tu inquietud (seguramente) sean las imperfecciones. A partir de los treinta, quizá busques mayor luminosidad y lidiar con los primeros signos de la edad. A los cincuenta, tu rutina seguro que está enfocada en reducir las arrugas y obtener un efecto...

leer más