Hiperpigmentación de la piel

La hiperpigmentación, es un fenómeno que ocurre debido a un aumento en el color normal de la piel. Es importante conocer que la tonalidad natural de la epidermis se debe principalmente a la presencia del pigmento conocido como melanina, su función más importante es la de protección, ya que sirve para cubrir o defender los queratinocitos (células abundantes en la piel) de la radiación ultravioleta del sol.

Esta pigmentación normal de la piel está determinada genéticamente, pero cabe mencionar que es la exposición solar el principal factor externo capaz de modificar el color de la misma, es por este motivo que los dermatólogos siempre hacen énfasis en la protección solar como principal factor a modificar en cualquier consulta relacionada con problemas de hiperpigmentaciones o “manchas”.

Existen numerosas causas de hiperpigmentaciones y diferentes clasificaciones, para poder abordar adecuadamente un paciente con esta condición, es imprescindible una consulta médica especializada, con un buen interrogatorio clínico, poder definir el tiempo en el que iniciaron “las manchas”, la evolución o cambios, su duración, la localización y tratamientos realizados, además, un examen físico detallado que ayuden al especialista a obtener un diagnóstico y realizar un manejo correcto.

Como posibles causas, se pueden encontrar alteraciones o enfermedades genéticas, causas metabólicas, consumo de algunos medicamentos que pueden causar cierta pigmentación en la piel, enfermedades endocrinas etc. Sin embargo, dos motivos muy frecuentes de consulta son el Melasma y las hiperpigmentaciones postinflamatorias.

El melasma, es una hiperpigmentación que con frecuencia afecta a las mujeres, aunque también puede ocurrir en hombres; se caracteriza por una pigmentación irregular que usualmente se localiza en la cara y se acentúa sobre la frente, las mejillas, la región perioral e inclusive los brazos. Esta pigmentación tiende a aparecer luego de los 30 años y está muy relacionada con la exposición solar, la genética, la raza y un influjo hormonal. Es un trastorno de la piel muy común en nuestra población siendo un motivo de consulta frecuente, por esta razón es importante tener una guía médica especializada en donde se puedan aclarar dudas, definir pronóstico de la enfermedad y obtener posibles tratamientos.

Por otro lado, otra de las causas frecuentes de hiperpigmentación en la piel es la postinflamatoria, esta ocurre principalmente como consecuencia de una lesión previa inflamatoria, usualmente roja o eritematosa que se produce por enfermedades dermatológicas previas o traumas como quemaduras, fricción, calor etc…

El tratamiento de las pigmentaciones, debe estar relacionado con su causa, como existen muchas opciones también se conocen diferentes tratamientos, uno de los aspectos más importantes en este tema es no automedicarse, no dejarse llevar por las opciones de familiares, vecinos o de redes sociales debido a que no siempre se hará un manejo adecuado, es por esto que es fundamental una consulta dermatológica que incluye una historia clínica y un examen físico completo y ayudan al médico especialista a definir, guiar y dar las diferentes opciones de manejo.

En general, dentro de las posibilidades terapéuticas existen medicamentos tópicos que pueden ser utilizados en casa, con una rutina establecida, o tratamientos aplicados en consultorio como equipos de microagujas, medicamentos inyectados como mesoterapias o tecnología como dispositivos laser, luz pulsada, entre otros.

Los principales productos que se usan en una rutina en casa, son medicamentos o cosméticos que tienen componentes despigmentantes o exfoliantes que disminuyen la producción de pigmento o que aumentan el recambio celular y retiran el mismo de una forma más rápida.

Algunos de los procedimientos que se pueden realizar en consultorio son los peeling, estos son sustancias químicas con diferentes componentes y/o ácidos que generan dermoabrasión de la piel y generan un proceso de “exfoliación” o de recambio epidérmico.

En Dermatológica, contamos con dispositivos médicos mínimamente invasivos como el nanopore, que combinan la aplicación de sustancias despigmentantes con microagujas a altas revoluciones, que ayudan a un proceso de aumento de colágeno, luminosidad y unificación del tono de la piel.

A medida que el tiempo avanza la tecnología tambien lo hace y en el momento se cuenta con equipos de alta tecnología como dispositivos LASER o de luz pulsada, éstos ayudan a disminuir pigmentaciones ya que su objetivo principal es destruir el pigmento por medio de energía, calor o efectos fotoacústicos.

Por último cabe recordar, que no todas las tecnologías o tratamientos son aptos o adecuados para todas las pigmentaciones y que además, es bien conocido que combinar manejos, tener una buena protección solar y ser adherente con los productos ordenados por el especialista, son pilar fundamental en el manejo de éstas.

  1. Lipsker D, Lenormand C. [Hyperpigmentation]. Ann Dermatol Venereol. octubre de 2019;146(10):666-82.
  2. Passeron T, Picardo M. Melasma, a photoaging disorder. Pigment Cell Melanoma Res. julio de 2018;31(4):461-5.
  3. Suggs AK, Hamill SS, Friedman PM. Melasma: update on management. Semin Cutan Med Surg. diciembre de 2018;37(4):217-25.
  4. Kwon S-H, Na J-I, Choi J-Y, Park K-C. Melasma: Updates and perspectives. Exp Dermatol. junio de 2019;28(6):704-8.
  5. Chaowattanapanit S, Silpa-Archa N, Kohli I, Lim HW, Hamzavi I. Postinflammatory hyperpigmentation: A comprehensive overview: Treatment options and prevention. J Am Acad Dermatol. octubre de 2017;77(4):607-21.

Agenda tu cita

Compartir:
Más artículos

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *