Con el paso de los años, se somete el cabello a grandes procesos que pueden llegar a desgastarlo y  ponerlo muy débil,  en los  buenos hábitos está el secreto de un pelo sano y fuerte. Cada cabello tiene diferentes características  y se destaca por tener  necesidades especiales dependiendo de la persona.

1. Los productos indicados.

¿Sabías que una persona debe usar productos dependiendo del tipo de cuero cabelludo y no del cabello? Es importante tener esto muy presente porque en esta parte del cuerpo es donde se producen alteraciones como la resequedad o la grasa. Los productos como cremas para peinar, acondicionador y mascarillas son únicamente para el largo del cabello y deben usarse de medios a puntas, mientras que el champú debe aplicarse directamente sobre la raíz. Una recomendación importante es utilizar productos que contengan filtro UV para proteger a tu cabello de las agresiones ambientales y los rayos solares.

La forma de cepillar es muy importante.

Para mantener un cabello sano y hermoso se debe cepillar de la manera adecuada, hay que hacerlo suavemente, sin maltratarlo ni usar la fuerza ¡Sé delicada! En este caso, la paciencia será tu mejor estrategia porque cuando se cepilla se distribuyen los lípidos hacia el largo del cabello. Además separa pequeños mechones, comienza por desenredar y peinar las puntas, luego vas subiendo  hasta la raíz.

Otro tip que te puede ayudar a mantener tu cabellera en buen estado es una alimentación balanceada; sobre todo, rica en nutrientes, calcio y hierro.

 

Es primordial identificar cuál es tu  tipo de cabello  y entender que con pequeños cuidados y los productos correctos, se le  puede devolver su vitalidad y fuerza. Por eso en este artículo te indicamos los pasos básicos para que logres estos resultados.

 

El correcto uso del champú.

Para la aplicación del champú, no se necesita demasiado producto, con una gota del tamaño de la cuenca que se hace en la palma de la mano es suficiente, recuerda aplicarlo directamente sobre la raíz haciendo masajes suaves con las palmas de las manos y luego distribuir el producto por el resto del cabello. Escoger el champú  acorde al tipo de cuero cabelludo y enjuagar muy bien para eliminar los  residuos que pueden llegar a generar grasa o en algunos casos caspa.

No se trata de dejar el secador.

Constantemente  escuchamos que el uso diario de planchas, pinzas o secadores pueden debilitar el cabello, esto es verdad si no se saben escoger los productos indicados y la correcta frecuencia de uso, lo ideal es que antes de iniciar estos procedimientos mantengas el cabello protegido del calor con productos termo protectores que previenen o minimizan  los daños en el pelo y cuero cabelludo.

 

Un cabello hermoso depende de buenos hábitos de cuidado, poniendo en práctica estos consejos empezarás a hacerlo, en Dermatológica tenemos productos para cada necesidad, encuentra en el siguiente botón los champús de Klorane una marca dermocosmética que se ajusta a la necesidad de cada cuero cabelludo, seco, graso, con caspa, tinturados, rubios, canosos, maltratados y con caída.

Artículo tomado y modificado del original:

http://www.percos.com/percos/noticias_detalle.php?noti=51