¿Cuál es la importancia de tener una
rutina de piel?

La piel es uno de los órganos más extensos de nuestro cuerpo, y trabaja duro para protegerlo de los elementos dañinos externos a los que a diario se ve sometida; por lo tanto, cuidar la piel y desarrollar una rutina para su cuidado es muy importante. Una piel cuidada permite que esta trabaje mejor y de manera más eficiente; además tener una rutina de cuidado de la piel todos los días nos permitirá lucir una piel radiante en el futuro, también ayudará  a prevenir patologías como el acné, envejecimiento, manchas, arrugas y cáncer de piel. Y una vez tengamos esta costumbre se va a volver un espacio para consentirnos y relajarnos.

¿Cuáles son los pasos básicos o indispensables del cuidado de la piel?

1. Limpieza.
2. Hidratación.
3. Fotoprotección.
4. Tratamiento específico: de acuerdo al tipo de piel o a las necesidades que esta tenga: acné, rosácea, productos antiedad.

¿Todos los pacientes pueden usar los mismos tipos de productos?

No, hay diferentes productos o rutinas  que podemos usar según el tipo de piel.

¿Cómo reconocer los tipos de piel?

Hay muchos tipos de piel, los tipos clásicos son:

Seca: sin poros.

Mixta: poros en la zona T (frente, nariz, mentón, zona medial de mejillas).

Grasa: poros en toda la cara.

También hay pieles sensibles, esto es importante a la hora de iniciar una rutina de piel.

 

Ahora expliquemos los pasos indispensables de la rutina:

Limpieza: Este paso es fundamental ya que nos ayuda a retirar las impurezas del día a día como maquillaje, contaminación, entre otros.

Los aspectos importantes a la hora de elegir el limpiador son:

– Que sea un sustituto de jabón o syndet, libre de detergentes que puedan ser nocivos para la piel.

– La idea es que no seamos abrasivos.

– Se recomienda que sea dos veces al día por ejemplo en las mañanas y noches y luego de hacer ejercicio.

– En este paso entran las aguas micelares, estas son ideales para aquellas personas que no tienen la rutina de lavarse la cara especialmente en las noches, también pueden hacer parte de una doble limpieza, cuando usamos mucho maquillaje podemos limpiar primero con agua micelar y luego lavar con el limpiador.

 

Mitos: no es necesario exfoliar la piel mecánicamente ya que esto antes puede generar irritaciones, inflamación o resequedad, tampoco hay que usar dispositivos masajeadores para la limpieza, estos pueden irritar la piel, es suficiente usar los dedos de las manos para el lavado.

 

Hidratación: es un paso importante en todos los tipos de piel, lo que cambia es el vehículo (textura).

Mito: Las pieles con acné se benefician de hidratación, es un mito considerar que no la requieren por eso hay productos y vehículos diseñados para cada tipo de piel. Los pacientes con acné, especialmente los que están en tratamiento con productos que contengan peróxido de benzoilo, retinoides, ácido salicílico pueden sentir la piel más seca o irritada lo cual puede limitar la tolerancia al tratamiento.

 

Lo más importante es elegir la textura adecuada. Pieles mixtas-grasas: geles, texturas fluidas, sueros; usualmente las reconocemos porque dicen toque seco, libre de grasa, no comedogénico. Pieles Secas: texturas en cremas.

 

Dentro del paso de hidratación podemos incluir productos como los antioxidantes, estos nos ayudan a reforzar la protección contra la radiación UV y otros agresores del medio ambiente como la polución. El antioxidante tópico más conocido es la vitamina C pero hay muchos otros como la vitamina E, el ácido ferúlico, el resveratrol, entre otros.

 

Foto protección: 

Es el paso más importante, y es el que más poder preventivo tiene especialmente con el cáncer de piel.

 

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger un protector solar?

 

Los aspectos más importantes a la hora de escoger el fotoprotector son:

 

– Ver que sean de amplio espectro, que actúen en la radiación ultravioleta tipo B y contra la radiación UVA. Ambas radiaciones tienen un papel importante en el fotoenvejecimiento y en el cáncer de piel.

La radiación UVA se relaciona con envejecimiento y con daño del ADN, a largo plazo lleva a arrugas, cáncer de piel. Las cámaras bronceadoras emiten grandes cantidades de radiación UV tipo A por lo que aumentan el riesgo de cáncer de piel.

– La radiación UVB es la que lleva a quemaduras, oscurecimiento y engrosamiento de las capas más superficiales de la piel.

– La protección contra la radiación UVB se mide con el FPS o factor de protección solar que no es un porcentaje sino que determina cuantas veces más me demoro en quemarme o ponerme rojo si me expongo al sol si uso protector solar vs si no uso nada, lo ideal es que sean SPF mayor a 30.

– También es importante que sean resistentes al agua.

– En manchas lo ideal es que tengan efecto contra la luz azul que está presente en pantallas y luces artificiales, también contra infrarrojo, cuando se usa protector solar con color aumenta la protección frente a la luz visible.

 

¿Según el tipo de piel que protector solar debemos escoger?

– Con respecto al vehículo en pieles mixtas a grasas es mejor preferir el uso de geles, protectores solares toques seco o no comedogénicos, en pieles secas emulsiones y cremas y en pieles sensibles es mejor el uso de pantallas o protectores solares minerales.

 

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de piel?

La exposición al sol es el factor de riesgo que más se puede prevenir para evitar el cáncer de piel. Tanto la exposición crónica al sol sin quemaduras como la exposición al sol intermitente con quemaduras pueden ser de riesgo.

 

Estrategias para prevenir cáncer de piel:

– Usar protector solar de amplio espectro, con un factor de protección solar (SPF) de 30 o más y también con protección contra los rayos ultravioleta A (UVA) ojalá resistentes al agua, en todas las zonas fotoexpuestas.

– Es importante aplicarlos en zonas que con frecuencia olvidamos como orejas, párpados, cuero cabelludo en personas con calvicie.

– Reaplicar el protector solar cada 4 horas incluso en días nublados y cada 2 horas después de nadar o sudar.

– Usar ropa protectora como camisas de manga larga, pantalones, sombreros de ala ancha y gafas, incluso hay ropa con protección solar o UPF (Factor de protección ultravioleta).

– Preferir la sombra, evitar la exposición directa al sol entre las 10:00 am y las 4:00 pm.

– Tanto el agua, la nieve y la arena reflejan e intensifican los rayos dañinos del sol, aumentando las probabilidades de quemarse en el sol.

– No te expongas al sol para obtener vitamina D, es mejor obtenerla a partir de una dieta saludable y suplementos vitamínicos.

– Evita el uso de cámaras bronceadoras ya que aumentan el riesgo de cáncer de piel, es mejor usar autobronceadores. 

 

¿Qué cuidados se deben tener para prevenir las lesiones en cara o acné relacionado con tapabocas?

– Es muy importante el lavado de la cara

– Aplicar hidratante incluso si la piel es grasa podemos escoger hidratantes específicos para el tipo de piel.

– Evitar maquillaje cuando estemos usando la mascarilla para evitar tapar poros.

– No automedicarse.

– A la hora de escoger el tapabocas evitar fibras sintéticas muy oclusivas preferir los quirúrgicos o de algodón, si son de tela recordar lavarlos luego de 1 uso.

– Descansar del tapabocas en el transcurso del día.

Plus: la bruma de agua termal ayuda a calmar la piel de la zona del tapabocas.

Compartir:
Más artículos

NOREVA

Considerado como uno de los laboratorios pioneros en el campo de la dermatología desde hace más

Leer más »

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

""
1
Nombre
Apellidos
C.C
Celular
Mensajemore details
0 /
Previous
Next