Tratamientos para papada o doble mentón

La pérdida del perfil del mentón y la acumulación de grasa submental es una de las condiciones estéticas más comunes que causa especial molestia en hombres y mujeres. Según una encuesta realizada por la Sociedad Americana de Dermatología en el 2015 (ASDS), el 67% de las personas mayores de 35 años están inconformes por el exceso de grasa debajo de su barbilla. Algunos factores como el envejecimiento, el aumento de peso, la constitución física y una mala postura favorecen la aparición de esta condición, llevando a la pérdida del ovalo facial y la armonía de la cara.

Hoy en día, existen diferentes tratamientos y técnicas quirúrgicas para abordar el origen del problema y conseguir resultados adecuados. Las técnicas mínimamente invasivas son:

Intradermoterapia con ácido deoxicólico: (Próximamente en Colombia). Consiste en la aplicación de pequeñas inyecciones intradérmicas, que cuando se inyectan en el tejido adiposo destruyen permanentemente las células de grasa. Ha mostrado ser bien tolerado, los estudios clínicos evidencian adecuados resultados para la eliminación de la grasa mental y mejoría de la flacidez del cuello. Se requieren de varias sesiones con intervalo de tratamiento de 6 semanas.

Aplicación de hilos tensores: consiste en la aplicación de hilos de sutura de polidioxanona (material biocompatible que es absorbible y provoca menos reactividad que las suturas naturales). Se usan con el fin de tensar la piel y reposicionar los tejidos blandos, logrando un efecto lifting y estimulando la producción paulatina de colágeno. Este tratamiento es indicado principalmente para pacientes con flacidez que buscan definición y proyección del mentón. Tiene una duración aproximada de 18 meses.

SculpSure: es el último dispositivo láser que ha recibido aprobación de la FDA para la eliminación de la papada.

Este procedimiento consiste en ubicar un aplicador del láser en la zona submental, este dispositivo tiene selectividad por el tejido adiposo, lo que permite llegar a él e incrementar la temperatura entre 42 y 47 grados centígrados aumentando el metabolismo del adipocito (célula grasa), produciendo disminución del tamaño de este.

El procedimiento es seguro, el calor solo actúa sobre el tejido graso respetando la epidermis (capa más superficial de la piel). Es un tratamiento rápido (25 minutos), cómodo y sin tiempo de recuperación. Los resultados comienzan a ser evidentes entre la tercera y sexta semana de la primera sesión.

Normalmente se requiere de 2 sesiones, pero todo varía dependiendo del paciente.
Dentro de las opciones para tratar la papada también se encuentran los tratamientos invasivos, soluciones quirúrgicas, para mencionar algunos de estos procedimientos está la mentoplastía, lifting de cuello y papada y la liposucción.

Los anteriores son realizados por cirujanos plásticos.

Compartir:
Más artículos