SOFT-LIFT® es un procedimiento médico, no quirúrgico, que trata las múltiples señales del envejecimiento, atenuando las arrugas estáticas y dinámicas, redefiniendo contornos y reponiendo volúmenes. El resultado es una apariencia natural, rejuvenecida y altamente satisfactoria. Combina la aplicación de Toxina con la aplicación de los rellenos de ácido hialurónico.

TOXINA BOTULÍNICA

Es uno de los tratamientos con mejores resultados para tratar líneas de expresión y arrugas que se acentúan con los gestos de la mímica facial. Se aplica a través de inyecciones y actúa relajando de manera reversible (puede durar entre 3 y 5 meses) los músculos responsables de la formación de arrugas, principalmente se aplica en el tercio superior del rostro y otras áreas como la nariz para tratar las arrugas del dorso nasal.

ÁCIDO HIALURÓNICO

Es el más seguro y el más utilizado por los dermatólogos. Actúa remodelando las formas y contornos al devolver la pérdida de volumen en zonas alteradas por el proceso del envejecimiento o rellenando directamente surcos y arrugas estáticas. El efecto de relleno se logra principalmente por la alta afinidad del Ácido Hialurónico para unir y atraer moléculas de agua. Se inyecta a través de agujas o cánulas y su duración puede ir entre 6 y 24 meses dependiendo de la viscosidad del Ácido Hialurónico.

Ambas técnicas de rejuvenecimiento son tratamientos complementarios y están dirigidos a hombres y mujeres que no tengan ninguna contraindicación para éstos.

Cuando se realizan de manera conjunta, reciben el nombre de SOFT LIFT® y no existe una edad determinada para realizarlo.

PIDE YA TU CITA DE VALORACIÓN

44 44 005