¿Qué significa SPF?

Ésta es una de las preguntas más frecuentes que tenemos a la hora de elegir el protector solar más adecuado para nuestra piel, y al mismo tiempo representa uno de los errores más comunes cuando vamos a de decidir qué producto aplicar y cómo usarlo. Pues como es sabido, la protección solar es fundamental para prevenir lesiones cutáneas y a largo plazo evitar el cáncer de piel.

El SPF o Factor de Protección Solar se refiere al tiempo de protección que ofrece el producto una vez es aplicado, y tiene relación al poder que tenga el producto de repeler la filtración de los rayos del sol en las capas de la piel. Según esto podemos decir que entre mayor sea el Factor de Protección Solar, mayor cuidado nos brinda (En cuanto al tiempo de exposición). Se estima que una piel en sus condiciones normales, comienza a reaccionar frente a los rayos del sol aproximadamente 20 minutos después de ser expuesta. Luego de este tiempo, la piel podría comenzar a presentar los primeros signos de daño causado por la radiación solar.

¿Cómo funciona el SPF?

Los Filtros Solares o Factor de Protección Solar es una mezcla de ingredientes que ayudan a absorber, bloquear y dispersar los rayos ultra violeta (UVA), UVB y los rayos infrarrojos.

La efectividad en la protección se mide a través del sistema numérico que conocemos comúnmente. Esto mide principalmente qué cantidad de protección ofrece el producto ante los rayos antes mencionados.

Según esto, ¿Cuál es el factor de protección solar más recomendado?

Piel muy blanca: soporta hasta 10 minutos de exposición solar sin protección en verano y el SPF recomendado es de 50+
Piel clara: soporta hasta 20 minutos de exposición solar sin protección en verano y el SPF recomendado es de 50+
Piel morena: soporta hasta 30 minutos de exposición solar sin protección en verano y el SPF recomendado es de 30+ a 50+
Piel muy morena: soporta hasta 45 minutos de exposición solar sin protección en verano y el SPF recomendado es de 25+ a 30+
Sin embargo, debido a las altas temperaturas a las que nos enfrentamos hoy en día, se recomienda que el filtro que debemos usar es por lo menos SPF 30 para una exposición solar diaria regular. Esto depende de la intensidad de los rayos del sol, el tiempo de exposición y las condiciones en las cuales esta se de. Además, si se han presentado indicios de cáncer, melasma o algún otro tipo de problema en la piel es indispensable usar una protección mayor.

Compartir:
Más artículos

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *