¿Cuántas veces debo lavar mi rostro? ¿Puedo usar hidratante? ¿debo usar protector solar?

En primer lugar, definamos cómo es la piel grasa. Si tu rostro es brillante en la zona T y mejillas y los poros están dilatados entonces tienes piel grasa. Es importante que sepas también que este tipo de piel es más resistente y los efectos del envejecimiento se dan en menor proporción que en las pieles secas por lo que no todo es negativo.

Ahora sí, revisemos cómo cuidar este tipo de piel:

Limpieza

En este tipo de pieles, la limpieza es fundamental. Se debe remover el exceso de sebo y suciedad para que los poros no se taponen y evitar la producción de granos y espinillas. Sin embargo, no se debe exagerar, 2 veces al día es suficiente. Ten cuidado de no usar productos abrasivos que resequen la piel, pues estos producen el indeseado efecto rebote.

Cetaphil cuenta con una línea especializada para pieles grasas. Su espuma remueve el exceso de sebo y contiene un agente matizante que controla el brillo.

Hidratante

Aunque lo dudes, este tipo de piel necesita mantener una buena hidratación para que así no sea necesario generar más grasa. Debes revisar que el hidratante sea acorde a este tipo de piel. La Crema hidratante Cetaphil Pro AC cuenta con tecnología de ceramidas que ayuda a restablecer la barrera epidérmica, al igual que la espuma control el brillo y cuenta con protector solar con gran espectro.

Protector solar

Este paso es necesario sin importar la edad o tipo de piel. Ten algo muy claro: tanto al aire libre como a la sombra debes usar protector solar pues te protege de los rayos UV. Prueba los protectores toque seco de Cetaphil que contienen extractos de té verde y minerales de alta capacidad absorbente para controlar el brillo hasta por 12 horas. Hay 2 versiones con color y matte.

Compra los productos aquí